Monday, November 30, 2009

¿Qué tiene maquillaje, y hace yeah?




Kiss, Sonic Boom


Huele a Kiss, sabe a Kiss, es Kiss. Es como el caldo de pollo: no hay nada nuevo bajo el sol. La misma banda, el mismo sonido, canciones que invariablemente empiezan con "yeah!"... lo que siempre es divertido, qué ni qué.
"Modern Day Delilah", la rola encargada de abrir, es, eso sí, una inyección de energía excelente, que nos lanza al show de fist-in-the-air anthems, canciones que seguro se escucharán bien y serán coreadas cuando Kiss haga otra de sus interminables giras. Lo mismo pasa con "Russian Roulette".
Por lo demás, bueno, es inevitable reír y disfrutar con el cat-calling de "Yes I Know (Nobody's Perfect)": "Nobody's perfect, baby, take off your clothes!" (que, por cierto, suena a "Calling Dr. Love"), o de "Hot and Cold"; también está el pegajoso coro de "Stand", y, por qué no, "Say Yeah", el closing.
El problema es que el disco suena a un buen disco de rock, nada más, así que sale mejor comprar la edición limitada, con Kiss reinterpretando... sus clásicos. Ahí sí se lucen: "I Was Made for Lovin' You" suena mucho más heavy, superando con creces la versión del radio, y "Heaven's on Fire"... bueno, sigue sudando sensualidad.
En fin, un disco para ponerse en balanza.


Satisfaction:
Sin limited edition: 74%
Con limited edition: 80%


Recomendaciones:
-Fans de Kiss.
-Iniciados en Kiss (definitivamente la edición limitada, para que le echen un ojo a lo que es bueno, pero sólo si en verdad tienes ganas de conocer a la banda. Claro, es un poco raro pensar que no los conoces...siendo la mighty brand, digo band, Kiss).
-Para quien no aprecia a Kiss demasiado, quizá sería buena idea bajar las canciones que menciono aquí (sobre todo "Modern Day Delilah") y dejarlo así.
-Aunque no garantizo que dejen de decir "yeah" por un buen rato.

Sunday, November 29, 2009

Recomendación de la semana: Alejandro Escovedo

La rola: "Always a Friend".


Esto es grande. Alejandro Escovedo, hermano de Sheila E y mi descubrimiento mientras buscaba los mejores discos para esta década (escuchen "A Man under the Influence") es una maravilla, (quizá el mejor cantautor mexicano, ja) y unido a San Bruce... exquisito. Enjoy.

Monday, November 23, 2009

Torta de choucroute con endoscopía

Como lo oyen. Y es que digamos que la semana pasada mi estómago no estuvo muy bien... o, mejor dicho, nada bien. Tras sobrevivir a base de sopa como niña anoréxica (y, ¿a quién le dan ganas de comer con la tracalada que Henry le hizo a Irlanda?) decidí que lo mejor era que me hicieran una endoscopía. No, no soy valiente. Pedí anestesia total y descubrí que esos sueños son lo más relajante del mundo. Si no fuera porque son tan caras y porque podría morir de sobredosis de anestesia, me hacía otra.
Tras el no muy tranquilizador diagnóstico de que yo no echo la bilis hacia donde debería, sino hacia el estómago (me quemé parte del esófago, de paso) salí a casa y luego a la Roma. ¿La razón? Entrevista con Die Toten Hosen junto a mi amigo Ferdy, el arquitecto de la tinta, porque no le saco al panteón. Bueno, también porque iba a ser temprano, a las cuatro.
O eso pensaba yo. Tras esquivar un trafical en Álvaro Obregón porque les dio por tapar calles al azar y llegar al Instituto Goethe (que se veía bastante abandonado) me encontré con Ferdy, quien me avisó que la entrevista se posponía hasta las cinco. Bueno. A tomar un café, pues; de cualquier manera ya nos hacía falta contarnos que había sido de nuestras vidas. Claro, con la chorreadera de bilis yo no podía tomar café, así que me contenté con un té de menta y le conté toda mi triste y gástrica historia. Por cierto, y para mi beneplácito y consecuente decepción, en el café tuvieron a bien pasar "Sweet Child O' Mine" y luego cortarla.
Volvimos al instituto, donde el poco profesional jefe de prensa (se notada desde su mail en donde decía que le urgía conseguir a alguien para la entrevista) nos soltó la novedad: la banda ni estaba en el instituto, los roadies con cara de teutones eran sólo para engañar a los ilusos como nosotros, el vocalista estaba enfermo y la entrevista sería hasta las seis y media. Entrevista a la que, seguramente y para colmo, seguro iba a pasar primero la lesbiana reportera de una revista de la competencia. ¿Qué hacer?
No tengo nada en contra de pasar una tarde viendo el paisaje desde una banca en Álvaro Obregón, pero desgraciadamente mi estómago ya estaba pidiendo piedad, más que alemanes. Al menos mi madre andaba cerca y nos llevó tanto al Ferdy como a mí a distraernos al tianguis del Oro, y yo hasta me encontré a un amigo de mis años de secundaria y prepa en un restaurante cercano con su familia.
De ahí, de vuelta al negocio. Ya oscurecía, había fans parados afuera y también se paseaba por ahí un tipo con rayos rosas que yo estaba segura que era de la banda. Fue por ahí cuando requerí del auxilio de unos Melox para aguantar.
Nos paramos en la puerta y le recordamos al guardia que éramos de prensa. Fue entonces cuando el tipo de la puerta preguntó por un cuate que llevaba el elegante apodo de "el Tortas". Por un momento pensé que se referían al "traidor". Pues no: el Tortas era nuestro jefe de prensa. Al menos yo estaba débil, que si no, hubiera soltado la carcajada en su jeta.
Pero ya no me dio tanta risa cuando fuimos a dar a lo que parecía el sótano más pinche del instituto, junto con otros reporteros y hasta un alemán del Universal, quien hasta traía a sus hijos, quienes armaban alboroto por ahí. Ya una vez acomodados, el Tortas (como pueden ver, le perdí el respeto tras escuchar el apodo) nos contó que Campino, el vocalista de Die Toten, estaba enfermo, con una diarrea terrible. Siendo compañera de infortunio, lo compadecí de manera absolutamente sincera mientras me empinaba quién sabe cuántos Melox más y cantaba con el soundcheck que nos regaló una versión de "Back in Black".
Supongo que el Tortas ha de haber visto mi cara de desesperación, o ha de haber escuchado que Ferdy y yo sentenciamos "a las siete nos vamos" porque nos pasó primero. Entrevista con Andy, el bajista. Frío, pero educado, el mejor momento fue cuando me dio el autógrafo y tropezó con un volante de una tocada de Los Gatos. Le explicamos todo sobre la banda de rockabilly y el alemán empezó: "Los Gatos, Los Gatos...". Bastante cute.
De ahí, Ferdy y yo tomamos caminos separados; yo rumbo a la Condesa a cenar con mi familia, quizá en honor a Campino, pues, aunque el estómago me dolía brutalmente, algo en mí dijo: "Si Campino puede dar un concierto con todo y diarrea, ¡yo puedo cenar con mi familia!". Grave error. Medio panini después (en un restaurante precioso) yo estaba a punto de vomitar. Tuve que sacar a mi familia corriendo de ahí.
Y, como epílogo, ya con cada quien en la casa, Ferdy, jugando Guitar Hero con su hermano, se da cuenta de que el juego trae una rola de Die Toten Hosen. Yo, mientras tanto, me doy cuenta de que mis pastillas para el estómago están hechas en Alemania. ¿Cómo te va, Campino, cómo te va?

Friday, November 20, 2009

Un círculo de un cuarto de siglo





Bon Jovi, The Circle


Huele y sabe a esa mezcla de lágrimas, sudor y gritos que es un concierto. Lejos del algo simple Have a Nice Day y del country de Lost Highway, este disco es más rockero y se podría decir que más sabio.
Y eso que el señor Bon Jovi siempre querrá ser Springsteen, lo que queda muy claro desde la canción que abre, "We Weren't Born to Follow"y su verso que llama a los pecadores, santos, gente normal, etc. De ahí, el disco sí tiene buenas guitarras rockeras, como se aprecia en "Bullet", pero también tiene un tono más personal, como la casi anecdótica (y highlight del disco) "Live Before You Die", o el hecho de admitir que la juventud ha quedado un poco atrás con el verso de "Superman Tonight": "It's just my old tattoo."
El disco tiene altibajos, aunque alcanza su punto más alto en la decididamente épica-tenía-todo-para-ser-un-gran-closing (y en los conciertos va a enloquecer a la gente) "When We Were Beautiful", canción que tiene dos problemas: es la segunda de la lista, lo que hace que tal parezca que el disco se cae tras ella, y además precede al peor error del conjunto: "Work for the Working Man", una rola definitivamente al estilo de The Boss, que no es mala en sí misma, pero que carga con una intro que es decididamente calco de "Livin' on a Prayer". Mal por la banda, quienes, a pesar de su carrera, no han aprendido que una cosa es reescribirse, otra copiarse, y que calcarse, aunque sea a uno mismo, es un error.


Satisfaction: 85%


Recomendaciones:
-Para cualquier fan de Bon Jovi.
-Si no te molestan las rolas llena-estadios, "When We Were Beautiful" es una gran escuchada.
-Sí, Springsteen siempre seguirá ganando, sí.

Wednesday, November 18, 2009

Llamando a todos los héroes...




The Rushing, Summon the Heroes


Con un estilo que parece haber heredado mucho del "metal medio emo" que se está gestando en estos tiempos, pero con unos aires a Foo Fighters y un poco más de técnica, se presenta este grupo, que resulta una propuesta interesante, aunque bastante angsty-adolescente, hasta con los coritos que suenan a Fall Out Boy.
Desde el opening, bastante bueno, "Help", los chicos no le bajan el octanaje a las guitarras; incluso la balada, "Wishing Well", suena heavy. El punto más alto del disco es "Day 5 (The Only One)", más que nada por su letra que le llega al escucha: "Let me tell you about my day/I'm stuck in the traffic today/Can't pay my bills or pay my rent..." ¿Que si no?
El problema es que el disco tiende a volverse un poco uniforme y monótono: aunque "Kiss" se atreve a experimentar, en el closing, con trompetas a lo matador y sonidos medio españoles, hay varias canciones que uno siente que no aportan mucho: el medio rap de "No Regrets" bien podría haber sido una idea de Mike Shinoda y su Linkin Park. Pero en fin, un disco de una banda que busca mantener al rock vivito y coleando.



Satisfaction: 79%


Recomendaciones:
-Comprar si gustas de varias propuestas actuales y de guitarras fuertes.
-Aunque si lo tuyo no son los grupos de rock con "coritos" quizá lo odies...
-O lo encuentres parecido a demás grupos.

Monday, November 16, 2009

Con toda la fuerza... natural




Gustavo Cerati, Fuerza Natural


Desde el maravilloso opening, tan claro, tan nítido, que le da nombre al disco, estamos quizá ante la mejor obra que el ex-Soda ha hecho como solista: consolidado con su banda, consolidado en solitario, Gustavo Cerati ya ha dejado su marca.
El sencillo, "Déja-Vu", es buen rock en español, al igual que "Magia", mientras que "Amor sin rodeos" tiene ese aire casi casi southern rock que la hace totalmente disfrutable y Allmanesca. En la misma línea está la medio country "Convoy", que francamente ni siquiera suena a Cerati... en fin, un disco que coquetea con todos los ritmos y llega a un closing perfecto con "He Visto a Lucy" y la "canción escondida" que lleva un signo de #. Quizá el único punto medio bajo sea la rola del "Cactus"... pero eso es ya pasarse de exigente. Un viaje en el que uno se pierde... y como diría el propio Cerati, nunca nos sentimos tan bien.


Satisfaction: 99%


Recomendaciones:
-Fan o no fan de Soda Stereo, compra.
-O quién seas, ¡compra!

Friday, November 13, 2009

They Shook Us All Night Long!!!!

Si recuerdan mi entrada sobre Billy Joel y su concierto guadalupano, seguramente habrán leído de mi reacción de éxtasis cuando uno de sus roadies entonó "Highway to Hell"... pues, casi exactamente dos años después, al fin tuve la oportunidad de ver a los creadores de esta rolita... y tal como la Classic Rock me lo había garantizado, uno de los mejores conciertos que he visto, de una de las mejores bandas de rock que aún existen.
Los letreros no anunciaban ningún abridor, así que fue un poco sorpresivo llegar y descubrir que a las nueve estaban una bola de desconocidos armando ruido en quién sabe qué idioma. Se despidieron con un sonoro "¡Gracias!" y nos dejaron esperando...
No mucho tiempo, a lo más una media hora (y sin basura voladora) pasó antes de que se apagaran las luces y apareciera una animación de un tren a punto de descarrilarse, con Angus en su disfraz de diablo calenturiento (muchas, muchas chicas malas en ese video), que inmediatamente fue festejado por el respetable, quienes la mayoría llevaban unos coquetos cuernitos luminosos, para hacer juego con el par de boinas cornudas que decoraban el escenario... con A, de Angus, indeed.
No me pregunten en qué momento apareció un tren gigante en vez de la pantalla del fondo, pero creánme que de pronto ahí estaba. Y fue en ese momento cuando la banda hizo su aparición: un bajista con aspecto de Santa Claus, un baterista tan silencioso como el Stone Charlie Watts, un Malcolm Young que furiosamente ataca la guitarra de ritmo y los coros (gran guitarrista, aunque esté al fondo)... y, al frente, el dúo dinámico: un Brian Johnson, ya sesentón, brazos flácidos luciendo fuera de su playera sin manga... pero eso sí, los chillidos tan agudos como siempre. ¿Qué importa que se haya ido a cada rato a un ladito para tomarse un vaso de agua, si la voz sigue sonando igual que siempre? Pero el show, claro está, es el Angus, con su par de eternas patas de pollo palidísimas, el eterno escolar, sin importar que ya se esté quedando calvo, como demostró al quitarse su boina. Los coros de "Angus, Angus..." nunca dejaron las gradas.
Inician con, como anunció el video inicial, el primer sencillo de su nuevo disco, "Rock n' Roll Train" que pone a todos a cantar desde el inicio. Luego continúan con "Hell Ain't a Bad Place to Be" y se dan el lujo de aventarse una "Back in Black" tempranerísima, con un Foro Sol a punto de enloquecer, y pequeños inicios del "pasito cachetón" de Angus... que luego realizaría a todo vapor.
"Big Jack" precede a "Dirty Deeds Done Dirt Cheap", que también es bastante coreada. De ahí, siguen "Shot Down in Flames" y... "Thunderstruck"!!! Momento apoteósico, aún más que "Back..." con quién sabe cuántos puños al aire gritando a todo poder "THUNDER!!!" mientras Angus nos deleita con el riff introductorio. Una delicia.
De ahí, la homónima de su último disco, "Black Ice", y luego Brian Johnson nos dice que nos va a cantar una canción sobre una chica sucia... lo que no es gran ciencia, pues tal parece que AC/DC tiene una gran variedad de canciones sobre chicas sucias. Sin embargo, se levanta una duda sobre si ya se irán a echar "Wh..." No, es "The Jack" su blues que oscila entre sensual, puerco... y divertidísimo, pues, en ese momento, Angus decide que es hora de ponerse salvaje. Deja la guitarra a un lado, se quita su saquito... y empiezan los aullidos. Luego se quita la corbatita y se la pasa por la entrepierna. Empiezan los gritos de "¡Mucha ropa, mucha ropa!". Al verse tan solicitado, el cincuentón se libera de su camisa, y, no contento con eso, se avienta pasitos de pollo, su trasero hacia nosotros... ¡y fuera shorts! Entonces podemos ver sus calzones, con un gran logo de AC/DC en las nalgas. Priceless.
Mas Angus conserva sus shorts, mientras algo nuevo desciende sobre el escenario: una ¡campana! Brian no pierde tiempo y se cuelga de ella: claro está, "Hells Bells" seguida de "Shoot to Thrill" y luego otra novedad, "War Machine"... desgraciadamente, en ese momento mi colitis me dio un bajón, y no pude disfrutarlas tanto como debía...
Tras "Dog Eat Dog" (que, ya vi, canción que sustituyó a "Anything Goes", mi favorita del nuevo disco...boo) digamos que el bajón se me tenía que quitar a fuerza: "You Shook Me All Night Long". Emociónense. Los gritos no bastaron: inmediatamente, las cámaras se fijaron en una chica de la admisión general que dejó sus encantos al aire. Nimodo, apenas es una acción permitida con semejante rola. Y es que la banda sigue siendo "T.N.T." rola que yo esperaba con ansia y que fue acompañada de pirotecnia, coros del público y el show de Angus tocando la guitarra entre las piernas de Brian. Indeed.
¿Quieren más suciedad? Just can't get dirty enough? Pues ahora sí. Una muñeca inflable... verdaderamente inflable, no de las otras más pequeñas y más conseguibles, gigantesca, con atributos desmesurados, fue inflada y quedó en tal posición que tal parecía de durante toda la rola estuvo "humpeando" al tren de los muchachos. "She's a friend," nos dice Brian. La conocemos. Ahora sí, "Whole Lotta Rosie".
Y, por si Angus no se había lucido lo suficiente, el final de "Let There Be Rock" fue un solo impresionantemente largo, con el guitarro montado en una pequeña plataforma al final del pabellón que surcaba la entrada general, haciendo todos los trucos que se sabe... y no sólo de técnica guitarrística. Guitarra arriba, guitarra abajo... ¡tirarse y hacer molino en el piso mientras toca! Todo sin perder la nota. Las reverencias y aplausos muy merecidos del respetable son culminadas por una lluvia de papelitos que baña a nuestro viejo diablo. De hecho, uno se le quedó pegado en una de sus entradas y ya nunca se lo quitó.
De ahí, el fin se veía venir. Sé muy bien que todos esperábamos una cosa (excepto los babosos que no entienden lo que es un encore y se empiezan a salir): flamas, boina de cuernitos... I think I need say no more. "Highway to Hell". Go figure. Pa ponerlo corto, todos íbamos por la misma carretera, a juzgar por como se escuchaba...
Y qué manera más rocker que terminar que con un saludo reverencial: "For the Ones About to Rock... We Salute You!" Rola que fue flanqueada por visiones del album art de todos los discos de AC/DC, y por la aparición del cañón que lanzaba balas de pirotecnia con cada "Fire!" de Brian... Y todos, todos, mostrando nuestro respeto. WE SALUTE YOU!
Obviamente, ahí se terminó, dejándonos con ganas de, quizá, "Money Talks", "Rock n' Roll Ain't Noise Pollution" (una gran verdad) o "It's a Long Way to the Top If You Wanna Rock n' Roll". Pero, ¿qué se puede hacer cuando eres un grupo con tantas canciones que son himnos rockeros de estadio... y que suenan tan parecidas? Dos horas y pedazo magníficas. Qué importa que se repitan, si pueden darnos una noche tan chida. Bendito más de lo mismo, we salute you.

Wednesday, November 11, 2009

El regreso del credo




Creed, Full Circle


Sí, no vayan a creer que es el credo de K-Paz de la Sierra. En vez de eso, tenemos a Scott Stapp y sus alegres (o no tanto) compadres diciendo que siempre no se van. En la balada (sí, amorosa) de "Away in Silence" Stapp dice: "I'm not the man I used to be". Pero, ¿es eso cierto?
Por lo pronto, este disco suena a dos cosas: ya no tanto a Pearl Jam (simplemente por el hecho de que no le llegan a la bandota de Vedder) y a que quieren quitarse el estigma de "grunge para niñas"... aunque digamos que no es tampoco muy muy afortunado lo que hacen para lograr eso. Las dos primeras rolas, con más power chords al estilo de The Sword, suenan a Guitar Hero y "Fear" suena a "quiero ser thrash o heavy pero no puedo". De hecho, es más bien la guitarra lo que marca cierta evolución, como se escucha en "A Thousand Faces" (donde los coros también ayudan), en la rola que le da título al disco, y, sobre todo, en el punto más alto, la encantadora "Rain", que goza de unas armonías vocales tan rock-pop acústico noventero que hasta a Hootie le encantaría participar. "Time" participa de la misma manera, aunque quizá no tan afortunada. Por lo demás, el disco funciona, así nomás, aunque quizá sería injusto negarle el mérito de que la banda sí parece querer cambiar. Suenan bien, esa es la cosa, aunque quizá sólo conservemos "Rain" y dos que tres en nuestras mentes. Veremos que más nos ofrecen: promete.


Satisfaction: 78%


Recomendaciones:

-Para los fans que estaban esperando el regreso de Stapp y compañía. Obviamente, no para detractores... aunque "Rain" siempre será una excelente canción para escuchar.

Monday, November 09, 2009

Just for fun... Hanoi Rocks! (Vietnam también)

Porque además de que esto es un cover de una canción que me encanta de Creedence Clearwater Revival, ¡QUIERO LOS PANTALONES DE MICHAEL MONROE! (Sí, la cosa que canta que ahí estaba hermoso y ahora parece señora).

Sunday, November 08, 2009

Recomendación de la semana: Vanity Blvd

La canción: "Share My Pain".


Les diré: yo ya había escuchado hablar de estos chavos... incluso antes que mi lover-mag la Classic Rock, y como yo por ociosa ya no los recomendé, ya me ganaron la reseña. Así que ahora aquí está la recomendación. Sí, después de haber recomendado cosas que más bien suenan indie, aquí está mi regreso al maquillaje, los peinados con spray y los riffs. Enjoy.

Wednesday, November 04, 2009

The Novel's Laceration

Para celebrar mi entrada número 250, aquí presento un poema reciente, que sin embargo considero de lo mejor que he escrito. Ahí ustedes me dicen si elimino el epígrafe y la dedicatoria, o los dejo, o qué...


To you, the one whose name I never knew

Wonder if you catch my mood
Can you feel my solitude...
-Mick Jagger



A thousand poems I have written about your beauty.
They have all gone, metamorphosed, become
Ink hearts for lonely ashtrays at old-fashioned café tables
Or jumped away from toilet-papered baskets
Leaving a trail of rotten verse down on the concrete,
Fuel for silent nights around a trashcan campfire
Whose ash shall feed the sighs of every homeless.
And yet how could I ask for it to stop,
The dancing of the pen, skin to skin on paper.
You do not know how many times a hero
Has spawned out from a lonely window-side, looking-out table,
How many mortal wounds have been the same;
Rerun of an immortal well-known story.
Out from this smoke that was never an oracle
Outpours a cloud for castles in the wind,
Fickle love of shooting stars, candle-flame guidance:
They tumble down the precipice as if made out of play-cards.
Now it is time to hide away the sheet,
The napkin, notebook, whatever was a home
For that young poem that matched the Arabian Nights,
A time to think about the evening’s work, tomorrow’s sun, next week,
When the novel shall just glide along, so peaceful,
And forget its postmodern jumps and sudden starts,
And the stupid, alarming hole in the plot
After all, means nothing.

Sunday, November 01, 2009

Recomendación de la semana: Corinne Bailey Rae

La canción: "Since I've Been Loving You"


Sí, como dice el título, el cover de Led Zeppelin. Cortesía del arquitecto de tinta y uno de los mejores covers que he escuchado en mi vida. No cabe duda, Corinne es una elegida de los dioses (de los dioses de Led Zeppelin, claro está).