Thursday, December 31, 2009

Queen of the New Year

La frase para terminar este año:





Les dejo de tarea la traducción, que no es muy díficil. Ni tampoco muy alentadora. Digamos que he tenido mejores años. Y es que este año en que se acercó el "fin del mundo" con la influenza porcina y luego con la crisis... bueno, tal parece que la única a la que se le juntaron las crisis existenciales fue a mí. Los demás andaban por ahí con cara de disco de Supertramp:




Por eso, ahora que termina el año, espero se terminen todos estos problemas (porque, antier, me sentí hasta como en película: al fin, después de mucho tiempo, pude subir a tocar mi guitarra eléctrica aprovechando que mi hermano anda de viaje... Ya estaba yo lista para tocar el riff introductorio de "Twice as Hard" de The Black Crowes -que, además, es lo único que me sé de la rola- cuando me doy cuenta que mi ampli está fundido. Good grief). Claro que no todo estuvo mal. Hubo buenos momentos. Como el concierto de Metallica. Citando a mi nuevo amor James Hetfield, I can rely on them, so... como dirían en "Broken Beat & Scarred": "We die hard!"


En fin. Deseénme un año nuevo con "Don't Stop Believin'" de Journey y ahí nos estaremos viendo.

Monday, December 28, 2009

La Imbruglia vuelve a la vida




Natalie Imbruglia, Come to Life


De la mano de Brian Eno, y tras haber probado las mieles del éxito en los noventa (su segundo disco, White Lilies Island, a pesar de ser bonito, no logró lo que su debut) la cantante australiana nos entrega un álbum de pop muy bien hecho, con muchos matices que inmediatamente ponen a pensar que en verdad vale la pena.
Aunque la opener, "My God", suena algo a Coldplay, es la que le sigue, la bellísima "Lukas" la que da paso a momentos francamente maravillosos y sentidísimos como "Fun" y "Scars". "Want" es retadora y sensual, mientras "Cameo" parece decir: "Sí, sueno a Lady GaGa, ¿y qué?" El closing, "Wild About It" es alegre, tiene poder, nos hace sentirnos wild about it también. El único punto bajo es, quizá, la baladita "All the Roses".
En resumen, una resurrección muy merecida para una artista que merecía ser recordada.


Satisfaction: 93%


Recomendaciones:
-Dejen de escuchar "Torn"...
-O es hora de conocerla.

Saturday, December 26, 2009

Ahora que ya pasó la navidad...

Aprovecho para decir algo: en verdad, no soy fan de los villancicos. Digo, tampoco puedo decir que los odio, porque muchas veces no dejo de caer ante el encanto de un "Joy to the World", o "Noche de Paz"; sin embargo, en verdad, si puedo evitarlos, lo hago. Lo más cercano a canciones con tema navideño que me gustan son "Little Drummer Boy", pero sólo en la versión de San David Bowie y Bon Jovi con "Please Come Home for Christmas" (eso se lo he dicho al rubio rockero, pero nomás no).
Así, con estos antecedentes, les entrego otro conteo, ya saben que casi no me gustan. He aquí el Top 5 de villancicos ridículos... o bizarros.


5. "Santa Claus is Coming to Town". De más pequeña yo hasta cantaba esto con ganas, pero uno crece y... bueno, se da cuenta de ciertas cosas. Como la amenazante letra. O sea, ¿por qué "You better watch out, you better not cry"? Esas líneas parece que se las está diciendo una mujer en película de acción a su hijo mientras lo protege de los villanos. Y en español se escucha peor: "Sabe de ti, sabe de mí... no intentes huir." ¿Por qué habría que huir de un ser bonachón? ¿Desde cuando Santa Claus es tan Tarantino? No muy adecuado para este país de narcoejecuciones, ¿eh?

4. "Arre borriquito". Yo no soy de PETA, pero definitivamente se me hace muy gandalla ir apurando al burro... todo para llegar a la fiesta en Belén. Claro, cuando hay peda, nadie quiere faltar...

3. "I Saw Mommy Kissing Santa Claus". Pero... ¿qué es esto? O la mamá era la Sra. Claus, o Santa Claus sí era el papá, o la mamá tenía unas filias medio bizarras. Apuesto lo que sea a que el autor de esto terminó en terapia.

2. "Feliz navidad". Sí, la bilingüe. Why Lord, why?

1. "Los peces en el río". Además de que parece canción de cantina ("pero mira como beben mis cuates en la peda... beben y beben y vuelven a beber"), ¿han pensado en la controversia religiosa? Si se fijan, los peces beben por el nacimiento de Jesús, NO POR EL DE DIOS. Después de todo, Dios ya nació, ¿no? De donde sea, pero ya lo hizo. Quién sabe qué conclusiones saquen los teólogos de dentro de mil años al leer semejante perorata cantinera inexacta. Además, la tonada es horrible.


Se aceptan más sugerencias. Yo vuelvo a Bon Jovi.

Monday, December 21, 2009

Aventura coyoacanera de cumple

Hoy cumplo 22 años. Edad de marcador de partido de futbol. Y agradezco que he aprendido muchas cosas. No me refiero a las lecciones morales de este año que se empeñó en arrastrarme por el suelo, sino a las cosas que los amigos pueden hacer cuando haces una primera fiesta (porque decidí festejar mi cumple en dos tiradas y todo el mundo te cancela):


1. Nada mejor que el hecho de que la única amiga te va lleve a sus amigos pa que te apoyen también.
2. Es terrible que todos te cancelen o no te digan cuando necesitas reservar.
3. El Tarro de Coyoacán es un lugar bastante chido.
4. Aunque sea un barrio seguro, en Coyo también te gritan nacadas desde los autos.
5. En el Quetacoatl tienen problemas mentales (una chica de 20 años se puede ver como de 16, pero NUNCA de 12).
6. Llevar una copia de tu pasaporte no es buena idea.
7. La que está en mi credencial de elector no soy yo (la magia del alaciado).
8. El nuevo video de los Muppets está chidísimo.
9. La gente de mi prepa ya no me reconoce (woo!)
10. A birthday is when your friends make it cool!! Sin importar que los planes hayan cambiado.

Por eso me dedico a Survivor, quienes suenan a peli noventera, me dice Vero. Whatever! Feliz cumple a mí.

Tuesday, December 15, 2009

Recomendación de la semana junto con Nikkisixxeada del semestre

La canción se llama "We Got the Power" y el grupo se llama Lizzy Borden. La razón por la que aparecen aquí es porque, ahora que ya no tengo clases, me siento con toda libertad de hablar de una burrada (o Nikkisixxeada) que cometí, y que hasta yo misma me río, por lo que se volvió mi tontería favorita del semestre. Comencemos.
Resulta que en los pizarrones de la uni publicaron un muy colorido afiche (uy, palabras grandes) que anunciaba toda clase de eventos culturales próximos, y fueron los colorcitos, más que mi búsqueda de cultura, lo que me impulsó a mirar. Leí varios nombres de obras de teatro y lecturas y en eso me tropecé con el nombre de Lizzy Borden. Como no es improbable que se celebren conciertos, mi mente se disparó a mil por hora. ¿Sería posible? ¿La legendaria banda ochentera? Digo, en una universidad, si no jalan tanta gente... ¿por qué no? Rápida me dirigí a ver donde se iban a presentar. Trabajo social. Ah caray. ¿Y la gente de trabajo social soportará el metal? ¡Oh, forget it si no lo hacen! Lo que tienes que ver es el precio de los boletos... pero eso, ¿dónde? ¡En la página de la Unam! Obvio tiene que haber información ahí...
Para esto, no sé cuántos minutos ya llevaba frente al cartel, así que me apuré rumbo a mi salón, pues ya se me hacía tarde para la clase. En el salón, estuve calculando precios y presupuesto. No podían pasar de 300 pesos, a lo más de 400. Digo, después de todo, ¿qué tan bien podía estar el teatro de trabajo social? No iban a sacar pirotecnia, de seguro. Quizá hasta menos de 300 pesos. Me iba a salir bien.
Saliendo, lo primero que hice fue regresar al cartel. Tenía que checar los datos perfectamente, para dejar el plan bien hechecito...
Fue ahí cuando vi.
Lizzy Borden, de... chales. Ni siquiere me acuerdo del nombre de la autora.
Paradoxical Phoenix, quien me iba acompañando, me dijo que quería ver una de las obras, creo. Fue ahí cuando le dije que yo quería ver Lizzy Borden... hasta que me enteré de que era una obra y no una banda. Somebody listens to too much rock. And now it's your turn to listen to them too!

Saturday, December 12, 2009

El tren rumbo a San Francisco




Train, Save Me, San Francisco


Recordados (o condenados) por "Drops of Jupiter", la banda de Pat Monahan regresa con su nuevo material, el cual es amable y candoroso al oído, y es un buen disco para escucharse, pero está algo alejado de ser obra clave del rock-pop.
Las tres primeras canciones son muy buenas: desde la pegajosa homónima, pasando por "Hey, Soul Sister" y la que más que sampleo es homenaje directo a "Black Water" de los Doobie Brothers, "I Got You". De ahí, las canciones son más bien promedio, aunque las letras siguen teniendo cierto encanto, como en "If it's Love": "My feet have been on the floor flat like an idle singer/Remember Winger?" Es hasta el final cuando el disco remonta, con la probablemente mejor del disco "Breakfast in Bed" y la infinitamente tierna (díganle cursi) "Marry Me". En fin, que las cosas están bien, pero seguramente no les darán la difusión radial que tuvo su exitazo y tampoco es de lo más sobresaliente.


Satisfaction: 79%


Recomendaciones:
-Para quien no conozca al grupo y quiera escuchar una propuesta agradable de pop-rock.
-No, si eres de los que sólo conoce a Train por "Drops of Jupiter" y nada más, te la pasarás buscando una sucesora. No es buena idea.

Sunday, December 06, 2009

Recomendación de la semana: Silverchair

La canción: "Reflections of a Sound".


Reencontrarlos fue en parte como volver a la secundaria y como darme cuenta que yo he cambiado junto con ellos. Del 2000 al 2003, en esos años de pubertad, compré todos sus discos, desde el Frogstomp, que contenía la cruda y agresiva "Israel's Son" y la angsty "Suicidal Dream", hasta el Diorama, donde ya se adivinaban horizontes distintos al inicio grunge. Hace dos años me enteré de que habían lanzado este disco, pero ni manera de conseguirlo. Hasta hace poco empecé a bajar el mayor número de canciones que fueran de ese disco, para apoyar el conteo de la Indie. Algo en mí decía que no me equivocaba al elegir el disco para los mejores de la década. El viernes lo encontré, y lo compré con la misma emoción con la que había comprado sus discos anteriores, y lo escuché con las mismas ganas, y puedo decir que prácticamente no se adivina mucho de su pasado grunge... como yo... aunque en los conciertos siguen tocando los clásicos. Como yo, que a veces regreso a Nirvana y a mis primeros discos. Yep, que hasta puedo decir que esta banda y yo hemos crecido juntos.