Sunday, February 12, 2012

Psicoanalizando el blog


Alguna vez había visto esto, pregúntenle a Feri, en un blog. Nunca supe como se hacía con el mío. Bueno, pues ahora ya sé, gracias al nuevo layout, ahora puedo hacer una entrada muy muy ociosa. Así que aquí voy...

Estadísticas de mi blog. Público

1. México
2. Países Bajos
3. España
4. Estados Unidos
5. Argentina
6. Chile
7. Colombia
8. Alemania
9. Ucrania
10. Perú


La tremenda prueba de que los holandeses saben que los amo. Digo, es bastante obvio pensar que los mexicanos me van a leer, pero, digan, ¿por qué tantos holandeses aterrizan en mi blog? Y, por cierto, los ucranianos... ¿me entenderán?

Pero vamos a las fuentes de tráfico, que es lo que a todos les gusta. Y es que la gente ha llegado a mi blog googleando...

"Best rock songs". Bueno, esa es obvia. Me gasté no sé cuantos días haciendo una entrada con las 100 mejores canciones de rock. No saben cuántas revistas leí ni cuántas ganas le eché. Y cada vez va quedando algo arcaica. No me provoquen, porque en una de esas me aviento una lista igual.

"Jején insecto cómo aliviar el piquete". Sí, todo eso me vienen a preguntar. El problema es que yo nunca supe cómo se aliviaban los piquetes de jején: de hecho, lo único que hice fue un conato de película de Cronenberg.

"Novia de Fernando Llorente". ¿Y yo qué voy a saber? Y espérense, que no es la única de Llorente que me salió.

"Sexy Xabi Alonso". Bueno, eso que ni qué. Es el más sexy de los españoles. Porque se parece a Stevie G. Me muero de risa.

"The best songs of rock". English 101.

"Best rock songs ever". Soy toda una autoridad en la materia.

"Fernando Llorente está como un tren". Ay, estas expresiones españolas. ¿Les cae? Digo, sí está muy guapo y todo, pero... alguien explíqueme así chido eso de estar como tren.

"Home de David Byrne y Brian Eno plagio". ¿De quién? Ah caray, esa no me la sé. Díganme...

Y bueno, ahora, la estadística reveladora. Adivinen qué entrada tiene más visitantes. Sí, ya sé, seguramente muchos se fueron por la de las mejores canciones de rock. Digo, todo el mundo las busca. Eso también pensaba yo. Y se ve muy impresionante con sus 17 comentarios y sus 2589 visitas, pero...

Aunque no lo crean...

La que tiene más visitas es la entrada de los futbolistas sexys.

7716 visitas.

Y de todas las cabronas que han babeado con la foto de van der Sar en calzones, ninguna me deja comentario.

¿Qué les pasa?

Los odio.

Sunday, February 05, 2012

Lo mejor siempre me estaría vedado, como todo

Parafraseando a José Agustín en uno de sus momentos más infinitamente adolescentes... pero pues qué podemos esperar de su novela debut, escrita cuando era más joven que yo. La tumba. Uno que no puede evitar sentirse fascinado y repelido por el destino final de la gente.
Desde que decidí que ya no soy romántica a lo Keats y desde que el cáncer atacó a mi familia, decidí no pensar en eso. Sin embargo, esta semana, y tan sólo en una semana, la vida se ha encargado en recordarme de su inminente fin. Primero, porque se murió la señora que le ayudaba a mi mamá a planchar la ropa, de una cardiomegalia. Ella ya se sentía mal desde antes que terminara el año, aunque aún llegamos a verla la primera semana del año. Sin embargo, después ya no fue. No supimos que tenía hasta que nos avisaron que, incluso, ya la habían cremado. Tan rápido se nos fue.
Lo siguiente fue un muchacho que yo no conocía, si bien conocía su obra: Enrique Valero Roth, el creador de http://cazabots.tumblr.com/, dedicado a combatir el acarreo virtual. Stevie, quien solía ser mi lector, me lo dijo. De ahí, lo que me sigue llamando la atención es que hasta el momento no sé cuáles fueron sus causas de muerte, pero me causa tristeza saber que se trataba de un chavo incluso menor que yo, muy lúcido y, sobre todo, muy tolerante, cualidad que, en el ámbito político, se encuentra poco. Era un chavo que iba por buen camino y se ha acortado su vida. Incluso si no lo leía mucho, me pesó la noticia.
El viernes fue la última noticia. Me dijeron que se había muerto Manuel Stephens, bailarín gay, estudiante de doctorado, y profesor suplente mío en teoría literaria, por algún tiempo. Lo recuerdo sobre todo por una exposición de Ricoeur, donde me molió a mí y a una compañera a preguntas. Por supuesto que me sacó de onda saber que había muerto. Yo pensé que era más joven, pero, aún así, era un tipo brillante, tenía futuro en la facultad. No tenía la vida por qué entorpecerle su progreso.
Y así, aunque yo misma aseguro que no soy una romántica, me encontré de nuevo pensando en el Lacayo de la Eternidad, y en algo que había pasado cerca del día de los inocentes. En una de las páginas de rock que sigo en Facebook, a los administradores se les ocurrió hacer una broma pesada: fingir la muerte de una de las administradoras, conocida como "Poly". Pues bien, la broma fue muy bien llevada: desde unos días antes, la tal Poly comenzó a advertirle a la gente que iba a eliminar su Facebook porque ya le había chocado. Así, no había manera de contactarla. Luego, ese día, tras cierta hora, no puso nada en su Twitter. Ahí fue cuando los chavos dijeron que había muerto. Recuerdo que yo lo leí y se me hizo bastante pesada la noticia: se me hacía muy triste que una chica de escasos 16 años hubiera muerto. En páginas hermanas, empezó la movilización. Mucha gente le dejaba comentarios amables y hasta tiernos. De hecho, por ahí salieron las mejores amigas, que yo ya no supe si le dejaron comentarios por dramatizar o porque de veras ellas tampoco se habían enterado de nada y sí les dolió. Ya luego dijeron que era choro y yo no pude dejar de imaginarme a la Poly cagándose de la risa mientras leía todo, pero eso sí, seguramente contenta al ver qué lindas cosas le decían.
Entonces, de ahí, mi mente brincó a lo que sería mi funeral ideal, basándome en la escena de una película que también me encantó. Nimodo, aquí les van los spoilers. La peli se llama Waking Ned Devine y cuenta la historia de dos viejitos, Jackie y Michael, quienes viven en un pueblo bicicletero en Irlanda que no llega ni a las cine personas. Un día, alguien de ahí se saca la lotería: resulta ser el tal Ned, quien muere de shock al recibir la noticia. Ned es un tipo que no tiene familia: entonces, Jackie y Michael deciden que, para que el dinero no regrese a la lotería, tienen que fingir que Ned no está muerto, y el dinero será repartido entre toda la gente del pueblo, pues les alcanza para que puedan vivir bien. Michael es el elegido para tomar el lugar del difunto mientras que Jackie orquesta toda la farsa. Sin embargo, en una de esas el "interventor" (de la Secretaría de Gobernación, jajaja) por así llamarlo, se aparece durante el funeral de Ned, así que Jackie se ve obligado a improvisar un discurso que no los delate... y termina hablando de Michael como si su amigo hubiera muerto, creando una escena conmovedora, hermosa. Como deberían de ser las cosas.



Así pues, aunque sé que no mucha gente lee mi blog, si algún conocido pasa por aquí, sea lo suficientemente amable para decirme mis verdades desde ahorita, que toco madera, que las puedo escuchar, y que las puedo llevar firmemente grabadas en mi mente y mi corazón. Lo agradeceré mucho.