Tuesday, December 30, 2014

Book review 2014

Se ven pocos, pero la verdad, recuerdo este año y la cantidad de bibliografía para mi tesis y me doy cuenta de que me la pasé leyendo libros relativos a U2. Mi tesis de maestría tiene más de 50 fuentes. Pero como no quiero aburrirlos con la guía completa de las canciones de la banda irlandesa, vayamos a lo que pude leer este año.

Rafael Pérez Gay, El cerebro de mi hermano. Una memoria ligera, bastante amena, que da una mirada íntima a José María Pérez Gay antes de morir y varias anécdotas más. Me gusta pensar que hago chistes de intelectual de altos vuelos y... ¿por qué no? Esta memoria me impulsó a escribir mis memorias de un año en Liverpool.

Eimear McBride, A Girl is a Half-Formed Thing. La escritora se presentó en la Universidad de Liverpool para hablar y firmar su libro porque a mi asesor de tesis le encantó. Y sí, es un pinche libro debut explosivo... y me costó dos meses leerlo. No sólo por el uso joyceano y peculiar del lenguaje de la McBride, sino porque de pronto decía... ¿y si yo hubiera sido como ella? ¿Si hubiera querido curarme mis traumas volviendo mi sexualidad y mi vida un pinche papalototote? Pero no lo hice, si bien este libro es shockeante, maravilloso... aunque nos dijo ella que era semi-autobiográfico, lo que nos sigue dejando, no sólo a mí, sino incluso a varios profesores, con la duda (spoilers): ¿ENTONCES SÍ SE COGIÓ A SU TÍO POLÍTICO?

Rosario Castellanos, Álbum de familia. Había empezado a leer algunos cuentos, pero no lo había terminado. Ya lo hice y pues sólo puedo decir que no ha cambiado ni el predicamento de las casadas... ni de las ricas... algunas abuelas siguen siendo igual... Y LAS INTELECTUALES. Dios, no me dejes ser personaje de Rosario Castellanos...

Nathanael West, Miss Lonelyhearts. Yo confieso que llegué a ese libro por una reseña de Harold Bloom. Y me esperaba algo completamente diferente. Sin embargo, y a pesar de su misoginia, su brutalidad y su sexualidad, es un libro profundamente humano, casi una novela corta psicológica. Por cierto, si Iago de Shakespeare es un personaje satánico... Shrike, por Dios. Otro que al menos, si no es satánico, es la tremenda voz de Judas en la pasión del personaje principal, el apodado Miss Lonelyhearts.

Armando Ramírez, Chin chin el teporocho. Esto de escribir es de querer, me cae. No pude sino reconocer situaciones y lenguaje en esta novela tepiteña. Será de los sesentas, pero hay cosas que no cambian... y el libro está, como diría el teporocho, pos chiro.


Inicio el 2015 con Portrait of the Artist as a Young Man. Meta: el mero mero Ulysses. Wish me luck.